Casa rural nueva con capacidad de hasta 35 personas. Situada en Larrés en el Pirineo Central. Completamente equipada

La casa El Churrón está situada en Larrés, típico pueblo de montaña, entre Sabiñánigo, Biescas y Jaca (Huesca) en el Pirineo Aragonés. Casa rural con capacidad de 15 a 35 personas. Alquiler íntegro. Tiene 13 habitaciones cada una con su baño y decorada individualmente, salón de 100 m2 con cocina totalmente equipada y comedor para grupos grandes de hasta 35 personas. Terraza enorme y jardín. Ideal para los amantes de la naturaleza, los deportes al aire libre y el esquí. Muy cerca de las estaciones de Formigal ( la estación con más kilómetros esquiables de España), Panticosa, Astún y Candanchú. Tenemos guardaesquís en la casa.

 Estamos rodeados de montañas y en un punto ideal para visitar el Pirineo, Parque Nacional de Ordesa, Valles de Tena y Aragón, Ruta del Serrablo, Jaca, Valle del Aragón ( Estación Internacional de Canfranc, Cuevas de las Güixas en Villanúa), Monasterio de San Juan de la Peña  y el Sur de Francia por los pasos de Portalet y Somport.

La casa es ideal para reuniones de grupos y familia. Enfrente tenemos un restaurante por si no le apetece cocinar, comida casera y productos de nuestro propio huerto, especialidad en carnes a la brasa. Pídanos la comida que desee para llevar o reserve en nuestro restaurante, tenemos capacidad para 120 personas. Hacemos precio especial de Media Pensión para los alojados en la casa. 

 Wifi gratuito. Parking gratuito. Guardaesquís. Barbacoa exterior.

Somos un lugar ideal para disfrutar de stages deportivos, especialmente para todos los aficionados a la bicicleta.  Disponemos de un garaje taller para reparar, guardar y limpiar su bici. La zona ofrece muchos recorridos balizados dentro del Espacio BTT Pirineos Alto Gállego y estamos en el camino de la Transpirenaica.

La casa está construida con materiales típicos de la zona: piedra, madera y forja. Todas las habitaciones son exteriores, muy amplias y luminosas, la mayoría con balcón. Cada habitación tiene su baño propio con ducha, TV pantalla plana, suelo de parquet, armario empotrado y escritorio. Todas se pueden hacer triples y hay dos habitaciones que tienen un sofá. 

Si el grupo fuera más numeroso se podría completar con las habitaciones de hotel que tenemos enfrente.

Todas las estancias son muy acogedoras y tratamos que nuestros clientes se sientan siempre como en casa. La zona es muy tranquila, silenciosa, invita a la relajación y al contacto con la naturaleza.

Estamos abiertos todo el año.

OPINA SOBRE NOSOTROS en